logo web

Vidrios lacados

Los vidrios lacados dan vida a sus diseños realzando el brillo y la intensidad de sus colores. Sus tenues reflejos se filtran en el ambiente y la luz produce efectos cambiantes sobre las superficies que adquieren profundidad.

Estos vidrios están diseñados para aplicaciones interiores, respondiendo a las tendencias actuales pudiéndolos combinar con diferentes materiales como la madera la piedra o el acero.

Este tipo de vidrios están destinados para su aplicación en el mobiliario: mesas, puertas correderas y fijas, armarios, estanterías, vestidores, etc. También se utiliza mucho para el recubrimiento de paredes no solo en viviendas, en locales comerciales y despachos donde puede servir también de superficie de escritura, brindando un espacio infinito a la comunicación y la creatividad.

Los vidrios lacados son resistentes a la humedad y además aportan seguridad, la capa lacada del vidrio queda protegida contra los arañazos, y en caso de rotura del vidrio, las astillas se adhieren a la película evitando así cualquier tipo de daño.

Cristalería mansilla no se ha quedado ahí, con todas las exigencias de nuestros clientes hemos conseguido perfeccionar nuestro abanico de colores consiguiendo todos los colores de la carta Ral.

Además podemos lacar cualquier tipo de vidrio, ya sean laminados, de seguridad, templados o vidrios extra claros, aumentando las prestaciones que se requieran para cada instalación, consiguiendo aplicarlas en exterior o en zonas que requieran seguridad física, como interiores de ducha e incluso aplacar paredes exteriores.

Aquí les ilustramos algunos de los trabajos que Cristalerías Mansilla ha instalado utilizando vidrios lacados.





Solicitar información

Enviado
Error